domingo, 20 de noviembre de 2016

Eras


Eras sinfonía en la noche, fuiste noche,  fuiste sueño.
Rapsodia de sueño como el sueño de un gato.
Imagen difusa, momento de luz, penumbra.

Recorrí tu calle, luego tu imagen, después tu boca,
tus pasado, tus deseos, tu miedo…
y te ofrecí mi incienso, mi noche, mi regazo.

Te ofrecí mi ahora, mi ayer y el futuro incierto que me sigue,
te ofrecí mi todo, mi dolor, mi cordura inexistente, mis nubes.
Entraste como sombra en mis recuerdos. Eran tuyos.
Te ofrecí mi vida, mi sed, mi embriaguez, mi resaca y mi aleluya
pero tenías ya las manos llenas, sujetando la cadena que te atrapa.
Te ofrecí mi sombra, pero tenías los ojos llenos de la luz que ciega tu penumbra.

Te di mi vida, mis sueños y lo poco que me queda de esperanza,
pero elegiste ya… tres meses, cuatro meses, días, meses años… da lo mismo.

Eras sueño de gatos, rapsodia de penumbra.
Fui luz y pesadilla, fuiste ensueño y sombra.

Ahora soy y eres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario