martes, 9 de septiembre de 2014


Inmortal

No soy nadie, no soy nada.
Soy una brisa, un ocaso.
No existo en el mundo real de muchos;
viajo, vengo, regreso, me voy, no tengo cuerpo, fui y soy,
era y seré, soy pasajero, invitado, no poseo nada
sólo unos momentos, soy pasado, soy futuro, soy viento.

Tengo la maldición del poeta, del sueño. Atrapo ocasos.
Sueño amaneceres que nunca ven el alba, duermo de día, vivo de noche.
Soy un vampiro, no soy normal. Duelo y duelo mucho.

Es verdad, no poseo nada, no tengo nada.
Lo poco que he tenido lo he dado. Regalé mi patrimonio.
Dejé, obsequié o vendí todo. Soy un pobre poeta que vive al día,
que no sabe qué comerá mañana y sin derecho de arrastrar a nadie a mi destino.

Pero eres testiga, protagonista, eres mi poesía.
Inmortal te he hecho.



No hay comentarios:

Publicar un comentario