martes, 9 de septiembre de 2014


Tiempo pasado

Horribles tiempos han pasado;
esos tiempos en que tu mano y la mía no se buscaban,
no se conocían.
Tiempos de sorderas y miopías,
de ausencias, de tristezas vespertinas, de estar y no estar.
Sonríe ahora. Que tu mano y la mía
se buscan,  se encuentran, se conocen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario