sábado, 17 de septiembre de 2011

Qué


Qué triste encontrarse sólo frente una sombra.
Qué solo encontrarse triste frente a uno mismo.
Qué encuentro tan solo, tan triste y sombrío
cuando de todo lo que era para ti
sólo soy el que está parado enfrente tuyo.

Qué duro verse desnudo y tiritando.
Qué frío es estar de nuevo solo.
Qué solo es estar detrás de ti y no te des cuenta
que piso cada paso que tu has dado,
que te sigo en silencio cuando duermes
y que sigo esperando que me esperes.

Qué necio es el que cree que no está solo
cuando sus cantos los contesta siempre el eco.
 Qué triste es saber que no soy nada
cuando una vez fui yo para ti, como soy, como era, como fui:
entero, desnudo, completo, sin recelo.

Qué frío hace hoy. Qué sola está la noche. Qué triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario